Luis Felipe Giraldo en Facebook Luis Felipe Giraldo en LinkedIn Suscribirse a este Blog

Primer Día en Madrid

En el capítulo anterior... jeje.
Les recuerdo que estaba caminando en el Aeropuerto.
Pues bueno, lo que se me olvidó contar es que el sábado anterior había llamado a España para confirmar el alojamiento y me dijeron que había llamado muy tarde. Que tenía que avisar por lo menos con dos días de anticipación, por lo que no me aseguraban que tenía alojamiento el lunes. Lo mas difícil era el pasaje. Sin alojamiento… pues que hijuemadres!!

Retomando el cuento, llegamos a la terminal T4 en el Aeropuerto de Barajas. Empecé a caminar y a seguir a la multitud. El problema es que mucha gente tiene conexión con otro aeropuerto y va para otro lado. Como mi "amigo" de viaje tenía conexión con Berlín, me tocó seguir solo. Es bastante fácil porque está muy bien señalizado. Llegué a la ventanilla de inmigración, un sellito y listo. Oficialmente en España.
Luego de caminar un poco llegamos a la estación del tren... si porque hay que tomar un tren dentro del aeropuerto para luego recoger las maletas. Digamos que todo está muy bien diseñado y no hay problema. Llegamos a la cinta que entrega los equipajes, tomé un carrito para cargar las maletas y listo! ¿listo? ¿Ahora qué? No tengo a donde ir ni a donde llegar. Pues bueno, llamemos a D_Flat la empresa que me alquiló el cuarto y listo. Como tenía portátil y skype con saldo, pensé… bueno no hay problema. Saqué el portátil, prendí la red inalámbrica y… oh! Que bien, hay muchas redes inalámbricas pero todas con seguridad… a ver… una sin seguridad, que bien!!! Abrí el navegador y oh! Sorpresa, una página de Vodafone. “Si quiere navegar en internet compre tiempo”. 7.75 EUROS LA HORA!!!!!!!! Mieeerrrdddaaaa, que cosa más cara. Pero que importa, tocó pagar. Llamé a D_Flat y me dijeron que lograron contactar a la señora pero que solo me podía entregar el cuarto hasta las 4 p.m. Eran las 9 a.m. No era mucho problema ya que lo peor que me podía pasar era tener que esperar 7 horas en el aeropuerto. Abrí el Messenger y me encontré a mi hermana, le conté que ya había llegado y que estaba bien. Finalmente llamé a mi casa… no me escuchaban, llamé a Maira… no me escuchaba… mierda, que le pasó a esto. Cuando de repente… QUINTERO EN EL MESSENGER!!! De una le escribí: “Marica, Quintero lo estaba buscando, lo había llamado y no me contestaba”… Quintero dice: Pipe guevón, que ha hecho, bien o no?. Yo: Claro mijo, bien, por acá en el Aeropuerto de Barajas!... Quintero: Cóoooooomo!! Ya voy por usted!!!!!. YA VOY POR USTED, pensé!!! Dios mío gracias. Me dio el número de celular y a esperar. Seguí navegando en Internet hasta que se agotó el tiempo de conexión. Llevaba como una hora esperando y me empecé a desesperar. Dije, lo voy a llamar. Pedí cambio para llamar pero en ningún lado me daban, así que… vamos a comprar una Coca Cola. CASI 4 EUROS UNA COCACOLA!!!! Mieeerrrdaaa, está como caro todo por acá. Jeje. Empecé a recibir los golpes del cambio. Lo llamé y me dijo que ya estaba llegando. Finalmente, apareció como 1 hora y 15 después.
Cogimos el metro y me mostró a las gitanas. Me dijo, como me habían dicho antes, que tuviera cuidado con las gitanas que suelen robar a los turistas. Finalmente llegamos al estudio del hombre y me pude bañar y cambiar. Salimos a hacer una vuelta y el día estaba espectacular. Un calor infernal, pero todo muy bonito. Nos fuimos caminando a un centro comercial cercano a reclamar unas fotos y después a almorzar. Pedí una paella y quintero no me acuerdo que pidió. Lo invité y… 12,65 euros. Ya empecé a olvidarme del cambio y a pensar en euros.
Volvimos al estudio y ya eran como las 4:30 p.m. Abordamos un taxi y rumbo a mi nuevo hogar. Entramos y la señora le dijo a Quintero que por qué no nos dejaba solos mientras me explicaba las reglas de la casa. Que la explicación tomaba aproximadamente 40 minutos. Afortunadamente Quintero tenía una amiga cerca y se fue para allá. Luego de explicarme las “Normas de la Casa” salí a encontrarme con Quintero en la esquina del Santiago Bernabeu. Nos encontramos a la hora pactada y salimos a dar una vuelta por el centro de Madrid, aunque primero tenía que reportarme en la Universidad.

Cogimos un bus y mi primera… digamos embarrada. Traté de darle el dinero al chofer y no me recibió, me señaló una bandejita que tienen al lado. Puse el dinero (1 euro) en la bandejita y me entregó el recibo que imprime una maquina. Luego de aproximadamente 10 minutos, nos bajamos y caminamos unas tres cuadras. Llegamos al “Instituto de Empresa Business School” ufff!! Increíble yo por acá.
Me explicaron la documentación que necesitaba entregar y hablé con Agustín el del préstamo. Me atendieron muy bien y listo!! Libre por el lunes.
Si tenemos en cuenta que el día en Colombia empezó a las 7 de la mañana y ya eran las 7 de la tarde puesssss, me atacó un poco el “jetlag”.

Salimos caminando y mi primer choque cultural fue con el tráfico obviamente. Porque me imagino que le pasa a todo el mundo. Aquí el peatón es lo más importante y siempre tiene la prelación en los lugares donde no hay semáforos peatonales. Caminábamos y caminábamos y nunca teníamos que parar porque los carros siempre lo hacían. Me mostró el centro de Madrid, la puerta de Alcalá, la puerta del Sol, la calle Chueca (la de Tato!!! La calle de los gays). Finalmente, al lado de la puerta del sol nos tomamos una caña (cerveza) con jamón y queso. Delicioso!! De vuelta a la casa pero esta vez solito, y en bus!! Jeje. Que susto. Pero bueno, que hijuemadres… cómo perderse con el Santiago Bernabeu? Pues hombre, de noche uno ya ve todo diferente y algunas cosas me parecieron muy extrañas. Pensé que me había pasado y me bajé del bus!! Pues no señor, todavía faltaba pero logré ver el edificio de Caja Madrid que está a unas calles de mi casa. Me bajé una parada antes! Nada mal para ser la primera vez.
Llegué a la casa y me presentaron a mis “flatmates”. Un alemán y dos norteamericanas. Muy amables! Cenamos, charlamos un rato y a dormir… fue un día bastante largo. Como de 36 horas aproximadamente. Mañana será otro día. De inducción y conocer la U. Vamos a ver que pasa…

Próximo capítulo: Inducción y primera semana en la U.
Espero poder escribirlo pronto. Chao.

2 comentarios:

Cyc0.M4nt1s dijo...

¿Y están buenas las Gringas flatmates? (Sorry, pregunta obligada)

Sin mayores incovenientes por lo visto, bien la vaina; mi pregunta es, ¿Le dieron un curso de Carreño o algo asi? ¿40 minutos para explicarle las normas de la casa? ¿Qué tanto le dijeron o que?

juan pablo dijo...

pipe esa calle de los gays es bueno que le mandes el mapa a tato de como llegar, pipe pregunta que es flatjet , se cuida y sigue contandome tus asañas que me interesan, mandale saludes a quintero.